Claves para trabajar en la música

La música desempeña una función vital en los seres humanos, nos ayuda a liberar emociones, a relajarnos o motivarnos, sirve como terapia, acompaña otras artes como el cine o la danza, está muy presente en la comunicación en general… ¡incluso mejora nuestro sistema inmunológico!

Es por ello, que desde siempre, y sobre todo en la actualidad, la figura del músico ha sido reconocida y admirada por muchos. Sin embargo, la empleabilidad de los músicos es una cuestión que sigue preocupando, ya que es difícil hacerse un hueco “entre negras y corcheas” en esta industria de ritmos, armonías y melodías.

Trabajar en el mundo de la música, es algo que a muchos amantes de la música(sin ser necesariamente músicos de conservatorio) se les pasa por la cabeza, a lo largo de su vida. ¿Quién no ha querido ser cantante o guitarrista de pequeño cuando veíamos a nuestros ídolos en pantalla?

No obstante y como se suele decir, “del dicho al hecho, hay un trecho”. Si tu objetivo es llegar a ser una estrella del rock o un saxofonista de élite, mejor deja de leer y dedícate en cuerpo y alma a mejorar día a día, practicando “1200 horas al día” y siendo muy paciente y perseverante (y no hablemos del talento innato…)

En cambio, si lo que quieres es conocer otras formas más fácilmente alcanzables para trabajar en la música… ¡Estate atento que te contamos cómo hacerlo!

La industria de la música, es muy grande y abarca categorías y sectores muy diferentes(incluso externos a la industria musical), desde la educación hasta la producción musical y muchísimas otras opciones. Con ilusión, ganas y por supuesto pasión por la música, seguro que encuentras un lugar hecho para tí.

TRABAJOS RELACIONADOS CON LA MÚSICA

Como decíamos, existen muchas opciones viables para trabajar en la música e incluso conseguir vivir íntegramente de ello. ¡ Veámoslas !

Vivir de la música como periodista o redactor musical

Ya bien sea publicando contenido en tu propia web, haciendo “guest blogging” vendiendo tu contenido, esta opción podría ser muy interesante para muchos músicos con buenas dotes de redacción.

Por suerte, el mundo de la música está lleno de tendencias, novedades, entrevistas, noticias, historias, contenido “evergreen”… lo que supone una “mina de oro” para cualquier redactor amante de la música. 

Lo mejor de todo es poder crecer a la vez en dos perfiles diferentes, como “content creator” y como músico, y sobre todo,  poder escribir sobre lo que realmente nos gusta.

Trabajar en la música de arreglista musical o compositor

Ya bien sea para otro artista, para un jingle publicitario, para el mundo del cine, para una orquesta sinfónica… los compositores crean piezas musicales con distintos objetivos y obviamente son muy vendibles dentro de la industria musical(siempre y cuando merezcan la pena claro 😅).

Por otro lado, y si estamos vinculados con la música clásica, podemos plantearnos ser arreglistas musicales. Esta es la persona encargada de convertir la obra en partituras para los músicos, es decir, determina lo que cada músico va a tocar.

Así que si crees que eres lo suficientemente creativo y organizativo y, obviamente, estás muy involucrado con el mundo musical. ¿Por qué no probar con alguna de estas profesiones?

Hacerse profesor de música

Ya bien sea mediante una oposición para trabajar como profesor de educación pública o dando clases privadas, poder compartir el conocimiento con otros y hacer más grande el universo musical, es algo que llena de felicidad a muchos músicos.

En caso de querer emprender una aventura online como profesor de música debes tener en cuenta una serie de recomendaciones:

  • Posiciónate en internet con un sitios web y un buen blog de contenidos
  • Crea una red de contactos en el mundo de la música para intercambiar conocimientos, experiencia…
  • Saca partido a las redes sociales compartiendo contenido y promocionándote ¡date a conocer!

Poder transmitir la pasión por la música a gente interesada es muy reconfortante, ya bien sea enseñarles lenguaje musical, canto, técnicas para tocar instrumentos musicales, etc. Así que… ¿Por qué no plantearse esta opción, si de verdad crees que podrías ser lo tuyo?

Ser representante musical

Tener buen oído, reconocer el talento, ser un buen “coach” y una persona dispuesta a arriesgar por las jóvenes promesas… son varios de los ingredientes necesarios para trabajar en la música como representante. Por supuesto, conocer la industria musical también será un criterio clave para iniciarte en este sector.

Trabajar en la música como técnico  de sonido 

Un ingeniero de sonido es aquel que combina tecnología y música en busca de un resultado mucho mejor. En el día a día de un técnico de sonido, se pueden realizar tareas como revisiones de grabación, mezclas de sonido, adecuación de equipos, mejora de calidad de audio…

¿Te ves capaz de hacer que todo suene como toca? Si la respuesta es sí, esta podría ser tu profesión musical.

Hacerse músico de sesión o músico estudio

Un músico de estudio es aquel profesional dedicado a realizar sesiones o actuaciones tanto en vivo como en estudio, que no pertenecen al grupo de música al que acompañan. Sería algo así como un comodín de acompañamiento para agrupaciones musicales, ya bien sea para rock, jazz, orquestas….

La capacidad de adaptación de estos músicos es brillante, son como “camaleones musicales” que consiguen sintonizar rápidamente con aquellos a quienes acompañan(musicalmente hablando).

Por otro lado, si no te gustan las ataduras o la monotonía…¿qué mejor forma que está para experimentar con la música, aprender y trabajar con distintos artistas y profesionales continuamente?

Trabajar en la música promoviendo conciertos

Un promotor de conciertos requiere de una capacidad estratégica y organizativa muy grande. Tienen que realizar una buena gestión de los recursos, costes, beneficios, oportunidades… Por otro lado, conocimientos en áreas como organización de eventos y marketing le serán de gran ayuda para desarrollar con éxito su papel de promotor.

Así pues, podríamos decir que llenar estadios es el sueño de los artistas, y el reto de los promotores musicales.

Ser reparador de instrumentos musicales o luthier 

¿Se te da bien reparar instrumentos de música?¿Te has planteado montar un taller?

Si algo siempre va a hacer falta son reparaciones. El coste de algunos instrumentos es muy elevado, por lo que contar con un reparador de confianza es algo que todo músico requiere. Así que, si crees que es lo tuyo… ¿Por qué no montar tu taller de lutería o de instrumentos de viento?

Trabajar como comercial o vendedor en tiendas de música

Si te gusta la música, entiendes de instrumentos y accesorios  musicales, de marcas, modelos… y te gusta asesorar y hablar con clientes, el área comercial podría ser lo tuyo. Trabajar en la música como vendedor o comercial en una tienda de música, puede ser una increíble salida laboral, para aquellos realmente interesados y capacitados para el puesto.

5 CLAVES PARA CONSEGUIR TRABAJAR EN LA MÚSICA

Como habéis podido ver, existen muchos puestos de trabajo y oficios, relacionado directamente  con la música. El problema aquí, es que lo difícil no siempre es decantarse por uno u otro, si no más bien conseguir ser el elegido.

Es por ello, que queremos mostrarte una serie de recomendaciones para llegar a conseguir trabajar en la música:

  • Ten claro en que eres competente y que es lo que te gusta

Este punto está muy relacionado con lo que comentamos en el apartado anterior. Debes decantarte por una cosa u otra, ver cuales son tus fortalezas y debilidades, e ir a por ello.

Además, trata de focalizarte en algo que realmente te apasione y en un sector que conozcas o en el que te sientas seguro.

Si no llevas bien la presión, quizás no lleves bien lo de ser promotor de conciertos, y de igual modo, si no eres creativo en términos musicales, quizás no sea recomendable querer trabajar en la música como compositor.

  • Trabaja el networking

Establecer buenas relaciones empresariales con aquellas personas y sociedades relacionadas con tu ámbito, es una de las mejores formas de conseguir nuevas oportunidades para tu negocio o marca personal.

  • Adecua tu CV

Como sucede en la mayoría de empleos, el currículum vitae es nuestra carta de presentación. En caso de que busques trabajar para una organización musical o vender tus servicios como freelance, es imprescindible trabajarlo correctamente. Conseguir diferenciarse del resto, ser creativo en el CV( estamos en un ámbito artístico), demostrar la experiencia adquirida, la colaboración en el mundo musical, conseguir recomendaciones de trabajos anteriores… serán decisivos a la hora de conseguir o no una oportunidad de trabajo en la música.

  • Confianza, creatividad y proactividad

Busca empleo sin miedo y con decisión. Conoces tus virtudes tanto personales como musicales y sabes que eres capaz de mucho. No esperes a que las oportunidades aparezcan frente a ti, créetelo, muestra confianza ante los demás y ve a por tu objetivo. Si tienes la posibilidad, llévate  tu instrumento detrás por si la entrevista se anima… 🙂

  • Demuestra interés

No hay que ser “pesado” para hacerse de notar, si no mostrar ganas de empezar, ilusión por ser el escogido. Asegúrate de que han recibido tu curriculum, manda un correo tras una entrevista si no has recibido noticias después de varios días, ofrece tu ayuda para lo que puedas ser útil, preocúpate más por lo que vas aprender y a ganar en cuanto a experiencia, que por el salario…

 

En conclusión, la empleabilidad es algo que preocupa mucho a los músicos y no siempre es fácil ocupar el puesto deseada dentro de este ámbito. Por suerte, como hemos visto, hay opciones muy diversas y alcanzables,  para encontrar nuestro lugar dentro de la industria musical.

Fuente: Neo Música

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido está protegido !!