La historia de los instrumentos de cuerda

Los instrumentos de cuerdasinstrumentos cordófonos o simplemente cordófonos son instrumentos musicales que producen sonidos por medio de las vibraciones de una o más cuerdas, usualmente amplificadas por medio de una caja de resonancia. Estas cuerdas están tensadas entre dos puntos del instrumento y se hacen sonar pulsando, frotando o percutiendo la cuerda.

Historia

Los instrumentos de cuerda o cordófonos son instrumento musicales que producen sonidos por medio de las vibraciones de una o más cuerdas, cuya vibración resuena en la caja de resonancia que tienen. Estas cuerdas están tensadas entre dos puntos del instrumento y se hacen sonar raspando o frotando la cuerda.

Los mismos han sido una aportación fundamental al mestizaje del folklore americano. Introducidos tras la conquista fueron poco a poco evolucionando y fundiéndose en los que hoy conocemos como típicos de cada país. Éstos se han visto enriquecidos con la genialidad indígena y su desarrollo a marcado profundamente las vivencias de los Pueblos Indo-Americanos, que con todo derecho los han hecho suyos, no sin antes sufrir diversos envites con las autoridades vigentes durante las colonias.

Debido a la gran variedad existente y a la diversidad tímbrica su cultivo a veces se ha visto generalizado y mal comprendido por diversos factores, pues es más sencillo encasillar en un sólo patrón toda una expresión cultural. Es por ello que me siento en la obligación de proporcionar herramientas útiles para su difusión y ejecución, de tal forma que el músico encuentre así una ayuda práctica que le facilite su labor, además de una guía que le pueda encaminar a enfocar, en cada momento, la senda correcta que ha marcado, desde siglos atrás, la sabiduría popular.

Dentro de la orquesta clásica, se llama cuerdas al ensamble de instrumentos de cuerda frotada conformado por los grupos de violines (normalmente divididos en violines primeros y segundos), violas, violonchelos y contrabajos. Lo mismo sucede con la orquesta de cuerdas, que está conformada por los mismos instrumentos. De forma similar se habla de un trío, cuarteto o quinteto de cuerdas, cuando se trata de agrupaciones de violín, viola y violonchelo; 2 violines, viola y violonchelo; o 2 violines, viola, violonchelo y contrabajo respectivamente.

Instrumentos de cuerdas frotadas o de arco

Pertenecen a este grupo los instrumentos de los que se obtiene su sonido a través de un arco (generalmente con el arco hecho de madera, que es la zona de sujección, y una cuerda fina que se encuentra tensada debido a que se sujeta a los dos extremos del arco con la cual se frotan las cuerdas), aunque también existe una técnica de pellizcar la cuerda, llamada pizzicato. Ejemplos de instrumentos de cuerdas frotadas:

  1. Sin trastes: violín, viola, violoncello y contrabajo.
  2. Con trastes: viola da gamba y zanfoña.

Instrumentos de cuerdas percutidas o golpeadas

Los instrumentos de este grupo son de cuerdas que se golpean o percuten (generalmente con unos pequeños macillos).

Pueden ser de una caja para obtener amplitud de sonido, o sin ésta, como el címbalo con mazos o el kayagum.

Ejemplos de instrumentos de cuerdas percutidas:

  1. Sin teclado: Salterio y címbalo húngaro.
  2. Con teclado: piano y clavicordio.

Fuente: Ecured

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido está protegido !!