La monodia profana en la Baja Edad Media

La música profana se desarrolló a la vez que la eclesiástica, pero no se consideró digna de conservarse. No aparece música profana escrita en la Edad Media hasta el siglo XI, época en la que coincide con un espíritu más profano y más subjetivo de la sociedad (los compositores empiezan a firmar sus obras). Asimismo, el feudalismo durante el medievo es menos rudo y comienza una tímida economía de mercado que, coincidiendo con largos periodos de paz, propicia el desarrollo. También se nota la influencia del refinamiento procedente del mundo árabe.

Surge así una poesía lírica en lengua vernácula en distintas regiones europeas, acompañada en numerosas ocasiones de música. Hay que distinguir entre los trovadores/troveros y los juglares. Los primeros suelen ser compositores e intérpretes de clase alta, mientras que los segundos son sólo intérpretes y mal vistos por la sociedad.

Juglares en la Edad Media
Juglares en la Edad Media

Trovadores y troveros

Los trovadores surgen en la región de Provenza (sudeste francés) a finales del siglo XI, desapareciendo sin dejar rastro a finales del XIII. Sus poesías se componen en lengua d´oc y siempre están acompañadas de música. Se conocen unos 40 trovadores, siendo el primero conocido Guillermo X de Aquitania.

A imitación de estos surgen los troveros en el norte de Francia. Utilizan la lengua d´oil, su época dorada sería el siglo XIII, y desaparecen entremezclados con la aparición de formas profanas polifónicas.

Tanto unos como otros provienen de la clase alta de la sociedad medieval feudal (generalmente), y la distinción entre sus formas se refiere a contenidos temáticos. Estaba la cançó (o chanson), que es una canción de amor; el alba, que es la separación de los amantes al amanecer;  el sirventés, que es una burla o sátira de personajes o hechos políticos; etc.

La forma es casi siempre estrófica, cada canción consta de cinco, seis o siete estrofas idénticas en estructura y con la misma música. Sólo al final podría variar un poco la música. Por lo general la música estaba compuesta de forma bar, AAB, donde B puede durar tanto como las dos A, pero hay también gran cantidad de diversidad en las formas musicales. A finales del s. XIII surgen unas formas fijas que tendrían su desarrollo en la música polifónica; la ballada, el virelai y el rondeaux.

La música es generalmente silábica con ocasionales melismas y emplean una gran variedad de modos y notas accidentales. Son muy normales los encadenamientos de terceras y desde el punto de vista modal es muy rico y emplea muchas alteraciones. Dentro del ámbito, lo general es que estén entre una 7ª y una 10ª. Muchas veces sorprenden las notas finales, puesto que pueden ser completamente imprevisibles. Respecto al ritmo, no se dejaron indicaciones precisas, y lo mismo ocurre con la instrumentación, ya que sólo nos aparece la línea melódica de la voz sin mención a instrumento alguno. Si hacemos caso a la iconografía de la época, hemos de suponer que se acompañaban de instrumento(s) pudiendo crear a veces un juego polifónico.

Las cantigas de Santa María de Alfonso X El Sabio

Cantiga es un término que se empleó en el reino castellano durante el medievo hasta la mitad del s. XV para designar una composición poético-musical, sacra o profana, en lengua galaico-portuguesa. De las más de 2000 que nos han llegado, tan sólo conservan la música las atribuidas a Vigo Martín Codax y las de Santa María de Alfonso X. Estas últimas superan las 400 y es una recopilación que dirigió Alfonso X entre 1250-80. Constituye el cancionero de argumento mariano más rico de Europa.

El uso del galaico-portugués es porque era considerado más aristocrático y apto para la poesía lírica. Al rey se le atribuye la composición de una pequeña parte de la colección, pero su labor de organización, dirección y corrección es excepcional. Los otros autores pueden provenir de la Provenza, de Galicia, Portugal y Castilla, pues Alfonso X reunió un gran equipo a su alrededor.

Imagen de las Cántigas de Santa María
Imagen de las Cántigas de Santa María

Sólo se conservan cuatro de los manuscritos, siendo uno de los de El Escorial (hay dos) el que conserva todas las piezas. La temática es la narración de milagros acaecidos por intercesión de la Virgen. Sin embargo, a lo largo de toda la colección, cada diez piezas aparece una que no es narrativa sino que tiene una intención más lírica. Estas son las conocidas como Cantigas de loor, en ellas se alaba a la Virgen María, se agradece su actitud mediadora o se cantan sus virtudes, y por su carácter hímnico enlazarían con otras formas sacras piadosas como el tropo, la secuencia o el conductus.

Este es el caso de la cantiga nº 100, Santa Maria, strela do dia, en la que se nos presenta a la Virgen como la estrella que ha de guiarnos hacia Dios y que no es sino una glosa del muy conocido himno Ave maris stella. Para realizar esta labor, Alfonso X y sus colaboradores reunieron todo tipo de leyendas divulgadas por el occidente cristiano (hay que recordar también Los milagros de Nuestra Señora de Gonzalo de Berceo – s.XII).

Las cantigas tienen una extraordinaria variedad métrica, pero hay una gran uniformidad en lo que se refiere a la estructura de cada pieza. Más del noventa por ciento son herederas de la forma árabe zéjel que es la repetición constante de un estribillo alternando con diversas estrofas cuyo último o últimos versos riman con el estribillo. La relación de entre estos últimos versos de cada estrofa y el estribillo es aún mayor por el hecho de que aquellos toman la música de éste, sentando las bases de lo que a partir del siglo XV se comenzaría a conocer como villancico y se haría enormemente popular en España y Portugal.

Hay que decir también que no se abandona en ningún momento el carácter trovadoresco pues Alfonso X adopta la figura de un trovador que canta a su dama idealizada, en este caso, la Virgen María.

 

Fuente: eMusicArte

VER OFERTAS RELACIONADAS

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!