Lo que debes saber si quieres estudiar música

La música está en todas partes de la sociedad. No solo está en aquellos que se dedican profesionalmente a ella, también en cada persona que sabe tocar un instrumento o cantar por puro placer. La música nos une a todos los niveles.

Por eso aprender a tocar un instrumento es una de las mejores decisiones que puedes tomar en tu vida. Para alegrar a tus amigos o para simplemente expresar sentimientos que con palabras son difíciles de decir. La música puede ser tu gran aliado.

Algunos piensan que es una perdida de tiempo tocar un instrumento y no intentar hacerlo de manera profesional. Pero tocar música por puro placer es algo que te abrirá algunas puertas que seguro que no te esperabas. Saber tocar un instrumento te abre las puertas a conocer a más gente

Además, darles parte de tu arte y tu manera de pensar de una forma muy especial. No solo eso, si no que te abre las puertas de una nueva forma de expresión.

¿Has pensado alguna vez todo lo que podrías llegar a conseguir si aprendieras a tocar un instrumento? ¿Todo lo que la música te puede aportar? ¿Sabes qué hacer para estudiar música?

Entrar en el mundo de la música es probablemente aquello que todos hemos querido siempre hacer y nunca nos hemos atrevidoY ahora que somos mayores quizás ya pensemos que sea demasiado tarde, pero no. Nunca es tarde para aprender a tocar un instrumento. 

Beneficios

Lo primero es que tienes que pensar es que nunca es tarde para aprender a tocar. Y vale, quizás si no tienes 20 años y puede ser muy difícil ser una estrella del rock o casi imposible formar parte de una gran orquesta, pero existen otros motivos para aprender. 

La música no es solo algo de aquellos que son famosos por tocarla, también forma parte de la base de nuestra sociedad y nuestra cultura. Si los músicos callejeros y espontáneos nuestro día a día sería mucho peor. Sin la música no seríamos nada ¿por qué?

  • Porque siempre ha estado ahí: desde la prehistoria, la música ha formado parte de rituales y celebraciones. En estos todos formaban parte de la música, no existía el concepto de artista y espectador, la música formaba parte del culto y todos ponían su grano de arena. Y no se preocupaban por hacerlo bien o mal o por la virtuosidad.
  • Porque nos hace disfrutar: si no crees que hacer música te puede resultar placentero probablemente es porque no lo has hecho nunca. Los niños desarrollan esta inquietud desde muy pequeños e intuitivamente aporrean objetos con la simple intención de hacerlos sonar y disfrutar con ello.
  • Porque inspira: Sea cual sea la disciplina artística todos buscan inspiración en la música. Antes había músicos que tocaban para pintores, escritores o escultores, ahora es raro entrar en algún taller artístico y no encontrar un aparato de música. E incluso si no eres artista, si hace funcionar el cerebro escucharla, imagínate producirla.
  • Porque nos acompaña: La música refuerza nuestros estados de ánimo, si estamos contentos nos ayuda a seguir estándolo, si estamos tristes a sacar todo lo malo. Si necesitamos reír lo hacemos con música y si necesitamos llorar también. Tocar un instrumento es pasar al siguiente nivel y crea un vínculo único y especial con el arte.
  • Porque nada se entiende sin música: o dicho de otra forma, todo se entiende mejor con ella. Si analizamos la música que produce cada sociedad en cada momento de la historia todo lo entenderemos mucho mejor. Es una forma de influir en la historia y aunque no te lo creas tú puedes hacerlo.

 

Fuente: Tus Clases Particulares

VER ARTÍCULOS RELACIONADOS

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!