Música que sigue el ritmo del corazón

Un corredor sale de casa con la firme intención de hacer un poco de ejercicio y quemar algo de grasa. En su reproductor mp3 suena Sunrise,de Norah Jones, mientras camina para entrar en calor. Al poco, acelera y su ritmo de trote se recibe en sus cascos con Born in the US de Springsteen. El deportista no tarda en aumentar la velocidad cuando, casi por arte de magia, la canción cambia y suenan los primeros acordes de Highway to hell de AC/ DC. Adrenalina pura, pero no por casualidad. Yamaha empezará a comercializar el próximo invierno el Bodibeat, un reproductor mp3 que adapta la música al ritmo cardiaco de nuestro corazón mientras hacemos deporte. Un invento revolucionario que se comercializará primero en Estados Unidos, con una enorme tradición de practicantes de jogging, y llegará poco después a Europa.

La empresa barcelonesa de Bmat (Barcelona Music & Audio Technologies) es la creadora de la tecnología necesaria para el Bodibeat, este dispositivo de aires futuristas que costará entre 200 y 300 dólares. «Queríamos sincronizar emocionalmente la tecnología con el usuario. A todos nos ha pasado que un lunes por la mañana necesitas música que te ponga las pilas y en el mp3 justo suena una supertranquila y te pasas el rato pasando canciones. Así que nos pusimos a trabajar en ello», explica Álex Loscos, cofundador y director de estrategia de Bmat, brazo empresarial y vehículo comercial de la tecnología elaborada por el Grupo de Tecnología Musical de la Universitat Pompeu Fabra.

Hace poco más de dos años, Bmat nació con la intención de convertirse en un referente mundial de desarrollo de tecnología musical, con el Bodibeat como proyecto más emblemático. «Yamaha buscaba hacer algo así y sabía que nosotros podíamos desarrollar esa tecnología, así que este proyecto nació con la empresa, es algo así como nuestro niño mimado», señala Loscos. El resultado es un reproductor que, mediante un sensor en la oreja y un pequeño dispositivo enganchado al brazo, analiza las palpitaciones del corazón y adapta las canciones al esfuerzo físico. Con una capacidad para unas 100 canciones, según su tamaño, y un funcionamiento similar al de un mp3 convencional, el Bodibeat permite varios modos de uso.

Los buenos resultados de la tecnología creada para el Bodibeat han animado a la empresa catalana a seguir explorando este sector. Bmat está trabajando con una empresa española para elaborar un reproductor mp3 que sincronice la música con el estado de ánimo del usuario. «Queremos ir un paso adelante para cambiar la forma en que la gente disfruta de la música, y en este caso se trataría de escoger entre varios estados de ánimo – melancólico, alegre y relajado-, y de tu colección de música el dispositivo escogería las más adecuadas», adelanta Loscos. «Hasta ahora hemos estado investigando muchísimo y ahora se trata de aplicarlo y buscamos un modelo de negocio más basado en royalties», matiza.

Aunque no es demasiado amante de hacer predicciones en un mercado emergente y en cambio constante, Vadim Tarasov, también cofundador de Bmat, explica que la previsión es facturar 30 millones en el 2010 y duplicar esa cifra los tres años siguientes. «Calculamos que la mayor parte de los ingresos vendría de servicios directos a los usuarios», afirma. Con sede en Barcelona Activa, Bmat cuenta con una joven plantilla de 10 investigadores, que aumentará a 12 este año.

Fuente: La Vanguardia

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!