Suite Gulliver de Telemann

En muchas ocasiones, la música no solo ha servido como forma de expresión artística.

En ciertos momentos, quizás para poder divertirse un poco, los compositores hacen obras de ingenio.

Con esto nos referimos a que de forma implícita o explícita, el compositor hace pequeños guiños a lo largo de su obra.

Esto se puede encontrar a distintos niveles e intensidades, llegando a haber piezas compuestas enteramente con esta intención.

Hoy, la obra que os traemos cumple con esta característica. Se trata de la Intrada-Suite para dos violines “Los viajes de Gulliver”, TWV 40:108 de Telemann.

Es muy probable que si pensamos en el Barroco se nos venga a la vente la figura de J. S. Bach, Vivaldi, Haendel, e incluso Corelli. Pero lo cierto es que a Telemann, muchas veces, lo dejamos abandonado, siendo su legado merecedor de toda nuestra atención.

Como bien indica su nombre, la TWV 40:108 trata de narrar musicalmente la novela homónima de Jonathan Swift.

A priori, la obra podría haberse quedado como un intento de transmitir musicalmente las sensaciones que tenía Telemann al leer esta novela, pero decidió ir más allá.

Llenó esta obra de pequeñas indirectas que, para el espectador son casi invisibles, pero que para los interpretes son motivo, como mínimo, de una buena carcajada.

La segunda danza de esta suite es una chacona, pero nada habitual. Su nombre es “Chacona Liliputiense”.

Los que hayan leído la novela o visto alguna de las películas sabrán por dónde van los tiros. Telemann trata de representar a estos seres diminutos a través del compás, nada más y nada menos que un 3/32, utilizando así figuraciones diminutas, al igual que los personajes que desea representar. Sin embargo, aunque sea contradictorio, la Chacona era una de las danzas más lentas de la época.

Suite Gulliver de TelemannLa tercera, continúa con esta dinámica. En este caso es una giga, cuyo nombre es “Giga Brobdingnagiana”. En este caso, para poder representar a los gigantes utiliza un compás de 24/1, ¡haciendo que las figuraciones sean absurdamente gigantescas! Contradiciendo así la naturaleza de la Giga, que era en la época la danza más rápida.

uite Gulliver de Telemann-1

Las danzas que siguen continúan haciendo referencia a la novela, con títulos como: “Ensueño de los liliputienses, junto con sus despertadores”, “Loure de los Houyhnhnms”, y “La furia de los Yahoos”. Estas últimas danzas no tienen las mismas peculiaridades que las dos anteriores, pero sí representan musicalmente las escenas de la novela con las que están relacionadas.

 

David Edson Miglirioni Soterio

Visiten nuestras FANPAGES

https://www.facebook.com/MusicaEsVidaFeliz/

https://www.facebook.com/PartiturasEnPdf/

https://www.facebook.com/ComoTocarViolin/

https://www.facebook.com/CanalEducativa/

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!