Teatros de ópera que debes visitar

Ópera Estatal de Viena: un canto a la libertad

Una de las más famosas y también una de las bellas. Presidiendo una despejada plaza en pleno centro de la ciudad, sintetiza la dramática elegancia del bell canto. Lo cierto es que no pudo tener mejor arranque, fue inaugurada en 1869 con la representación de Don Giovanni, de Mozart. A pesar de todo la guerra no pasó de largo y a finales de la Segunda Guerra Mundial, concretamente en marzo de 1945, buena parte quedó destruida por un bombardeo aliado. La gran escalera fue la gran superviviente y hoy el edificio muestra una excelente muestra fotográfica de su orgullo herido. El Teatro reabrió sus puertas tras la ocupación rusa y para celebrar su vuelta a la vida eligió representar Fidelio de Beethoven, un canto a la libertad.

Teatro di San Carlo (Nápoles): el Teatro en activo más antiguo del mundo

Magnífica bombonera en rojo y oro, el Teatro en activo más antiguo del mundo y, hasta que llegó la Scala, el más prestigioso de Italia. Fue construido en 1737 y desde entonces es un emblema de la ciudad y un símbolo de su modo de vida. Entre el caos metropolitano de Nápoles y su inevitable arrullo mediterráneo, encontrarás un hueco para viajar en el tiempo e imaginar el ambiente cuando Rossini presentó algunas de sus mejores óperas.

Teatro Principal de Mahón (Menorca): el más antiguo de España

Es el Teatro de ópera más antiguo de España. Construido en 1869 por el arquitecto italiano Giovanni Palaggi, este año está de enhorabuena tras recibir la Medalla de oro de las Bellas Artes. El Teatro, apenas encajado en el recoveco de una callejuela del centro de Mahón, es una bombonera perfecta y sabiamente rehabilitada. La temporada de ópera en la isla de Menorca es un acontecimiento social para todos los públicos y la historia del teatro, desde sus inciertos orígenes allá por el siglo XVII hasta nuestros días, un buen motivo para escaparse a esta isla privilegiada.

Teatro Manoel (Valletta): el tercer teatro más antiguo de Europa

El tercer teatro más antiguo de Europa sigue funcionando para mayor gloria de los malteses que defienden esta joya arquitectónica de su capital con una programación cuidada y de calidad donde por supuesto no falta la ópera. Es el hogar de la Orquesta filarmónica nacional de Malta, un motivo más para dejar que la música clásica genere un recuerdo imborrable de nuestro paso por la fascinante Isla de Malta. Fue precisamente uno de sus caballeros el Gran Maestro portugués Antonio Manoel de Vilhena quien encargó el teatro en 1731 y se personalmente financió la construcción para que sirviera de recreación para la gente hones

Fuente: Traveler

¡Muchas Gracias Por Votar!

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: El contenido está protegido !!