Trucos para mejor la afinación al cantar

He querido escribirte una receta para aprender a afinar, porque combina dos de mis muchas pasiones:

¡Cantar y hacer tartas😛

Si tú también eres de los que canta mientras cocina, seguro que te gustará y si no cocinas pero comes tartas y cantas a todas horas, ¡seguro que también te gustará!

Y al final de esta receta, encontrarás una guinda del pastel que no te puedes perder 🙂

Para esta receta yo utilizo 5 ingredientes básicos, en este orden:

El primer ingrediente para aprender a afinar al cantar: las escalas musicales

Para practicar, es mejor que empieces con escalas musicales que con las canciones que te gustan.

Ya sé que prefieres las canciones, pero gracias a las escalas te va a ser mucho más fácil empezar a afinar al cantar.

Empieza con escalas sencillas y poco a poco ves incrementando la dificultad.

Cuando consigas afinar siempre y tengas grabada a fuego una escala, es hora de pasar a la siguiente.

Irás notando cómo cada vez te cuesta menos dominar una nueva escala musical y pronto podrás atreverte con las canciones.

La vocal y la consonante adecuadas

¿Has notado como hay unas vocales que te cuestan más que otras?

Si te cuesta afinar en las notas agudas, la «U» puede ser una de tus mejores amigas, pues te ayuda a afrontar esas notas con mucha más facilidad.

Para las notas muy graves hay otras vocales que te ayudarán más, como la «A».

En cuanto a las consonantes, también puedes notar diferencias entre unas y otras, ahí ya tienes que probar tú cuales te resultan más fáciles que las otras, ya que depende más de tu voz.

Por ejemplo, para las notas agudas puedes decir «CU».

Y para las notas graves puedes decir «CA».

Si tienes problemas para afinar en las notas graves, prueba a cantarlas en staccato (cortando el aire en cada nota).

Una cucharadita de volumen

Ahora que tenemos los ingredientes esenciales, ¡vamos a sazonar un poquito este suculento plato con las especias!

La especia estrella en este caso es el volumen.

Es importante no pasarse, ya que es la base para que todo lo demás no se desmadre.

Algunas veces, a las tartas se les añade una pizca de sal, pero si le echas demasiada, la receta se estropea y no está buena.

Esto vendría a ser lo mismo.

Sé que tú lo que quieres es cantar a pleno pulmón, tener potencia y proyectar la voz, pero cuando estás empezando y tienes problemas para afinar al cantar, utilizar demasiado volumen es uno de los peores errores que puedes cometer.

Habrás comprobado que en las notas medias no tienes tantos problemas para afinar al cantar, que sueles encontrarlos en las notas agudas o en las más graves.

Con el volumen has de intentar buscar un equilibrio.

Lo encontrarás dando más volumen en las notas graves pero reduciéndolo en las agudas.

¡Sólo haciendo esto, ya tienes mucho ganado!

Una base musical

Al principio serán las escalas musicales, que irán ganando dificultad a medida que vayas progresando.

Pero llegará un momento en el que tendrás que empezar a practicar con canciones.

Puede ayudarte empezar con las canciones originales, escuchando al cantante de fondo, pero poco a poco tienes que empezar practicando sólo con la base musical.

Me he encontrado con muchas personas que cantan sin ninguna base musical de fondo, con lo que no pueden controlar el tono en el que están cantando ni si en algún momento lo varían sin querer.

Si esto te pasa, cuando tengas que cantar con la base puede ser un problema, porque quizás empieces cantando afinado pero la cosa se puede torcer en mitad de la canción, quizás cuando la canción te exija más.

Así que acostúmbrate a cantar siempre con una base musical.

Quizás al principio no te guste y te cueste más, pero poco a poco vas a notar como es una ayuda más que otra cosa.

Un truco: cocinar a fuego lento

Este no lo considero un ingrediente porque más que eso es un truco.

Si te cuesta afinar al cantar, es importante que te tomes tu tiempo para escuchar cada nota.

Para empezar, quiero que practiques mucho más despacio.

Poco a poco podrás empezar a incrementar la velocidad y cada vez sentirás mucho más control al hacerlo.

Escucha las notas muy bien antes de pronunciarlas, no intentes hacerlas nada más oírlas.

Piensa que para afinar en una canción tienes que estar muy atento a la música, ya no puedes ir a tu aire.

Si es posible, canta la canción mucho más despacito.

Hay reproductores de música que tienen esta funcionalidad, como videolan.

Si tocas tú mismo la guitarra, te ayudará bajar el tempo de manera que te permita concentrarte en qué nota viene en cada momento.

Piensa que esto es una de las partes más importantes para conseguir la habilidad de la afinación.

¡Paciencia y deja que la información de cada nota se cocine bien en tu cerebro! (¡como una buena tarta! :P).

El ingrediente esencial: kilos y kilos de paciencia

Como pasa con algunas de las recetas más deliciosas, aprender a afinar al cantar también requiere muchísima paciencia.

Por ejemplo: hacer dulce de leche o montar las claras a punto de nieve sin una batidora para hacer merengue, son tareas que requieren mucha atención y mucha paciencia, aunque cuando pruebas el resultado, ¡vale la pena!

Yo no soy ninguna experta en ninguna de las dos recetas (merengue y dulce de leche). ¡Lo que sí me encanta es comérmelos!

Lo que sí te puedo asegurar sin equivocarme es que para aprender a afinar al cantar, la paciencia es un ingrediente esencial que no puede faltar.

Lo sé, parece obvio, pero muy pocas personas tienen la paciencia necesaria para conseguirlo.

Parece que nunca lo vayas a conseguir, pero tienes que tener paciencia y no rendirte.

Cuando empiezas a notar que todos tus esfuerzos están dando resultados, ¡no pares! ¡Aún no está!

Tienes que seguir trabajando para que quede bien asentado.

Además, es probable que empieces consiguiéndolo con los ejercicios (escalas de canto) pero que al ponerte a cantar canciones vuelvas a desafinar.

Es perfectamente normal.

Nuevamente te pido paciencia y que no te desesperes.

Piensa que cada canción tiene melodías a las que te falta acostumbrarte, así que no te agobies y sigue practicando.

Si te ha gustado esta receta y quieres probarla, ¡anímate y cuéntanos los resultados! Y si quieres ayudarnos compartiéndola con tus amigos, ¡nos harás muy felices!

Fuente: Vokalo

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!