Utilizar la música para expresar sentimientos

La música va tremendamente ligada a los estados de ánimo, los sentimientos y los recuerdos. Puede ser tanto un medio para expresar como para despertar emociones. Cada canción, ritmo, tono, timbre… provoca reacciones humanas mentales, que pueden ser sentimientos, emociones y/o estados de ánimo.

La Psicología Musical es una rama de la psicología que estudia la relación entre la cultura y realidad social del individuo y la música. Según esta ciencia, la música estimula los centros cerebrales que mueven las emociones, y que este arte y ciencia ayuda al desarrollo emocional y psíquico de la persona.

Mirando a nuestro alrededor, se usa la música en muchos lugares de nuestro ambienteVolviendo a hablar de la música, hay acordes que nos animan, nos alegran y otros que nos relajan, nos inquietan, nos entristecen o hasta pueden llegar a asustarnos. Esto puede llegar a significar que nos puede manipular a su antojo. ¿Cómo llegamos a esta conclusión? Mirando a nuestro alrededor, se usa la música en muchos lugares de nuestro ambiente, en unos ponen una música calmada para relajarnos, en otros música movida para que compremos más rápidamente… Otro gran ejemplo es el cine, no es lo mismo ver una película sin sonido, ¿no os parece?

Además está considerado un medio que nos permite expresarnos sin límite alguno.

Hay un tipo de música para cada emoción, y miles de ejemplos para identificarlos:

1Miedo. Todos sabemos como suena las bandas sonoras de las películas de terror ¿verdad?. Nos presentan un miedo muy psicológico, nada real, y qué mejor ejemplo que la banda sonora de la película Tiburón.

2Ira. Los sonidos de la ira nosotros nos lo imaginamos como acordes irregulares, estridentes y casi por preferencia de instrumentos de cuerda frotada (violines, violas, violonchelo…).

3Alegría. Según nuestra percepción, una música alegre es toda aquella que tenga ritmo vivaz, que te den ganas de bailar o saltar y mover el esqueleto, y en general suele tener un mensaje positivo en su letra. Un perfecto ejemplo es Wonderwall del grupo Oasis.

4Tristeza. Escuchar temas que nos hagan sentir tristes no significa que somos masocas, hay momentos en la vida en los que necesitamos o escuchar música que acompañe nuestro estado de ánimo, hasta que consigamos superar el duelo. Los acordes lentos de piano suelen considerarse como tristes usando las teclas graves , y también los violines con los tonos lastimeros de sus agudos, siempre y cuando sean acordes largos.

5Ansiedad. Se suele identificar con sonidos estridentes y hasta desagradables. Uno de los ejemplos que consideramos perfecto es la banda sonora de la película “Psicosis”.

6Amor. A lo largo de la historia han habido millones de tipos de música que intentan transmitir ese sentimiento de enamoramiento. Desde los antiguos romances medievales, cuyo tema principal era el amor, teniendo de protagonistas el cortejo de la dama; hasta las baladas de pop modernas. Una de las canciones que nosotros consideramos un éxito romántico es “Every Breathe You Take” del grupo The Police.

Aquí hemos dejado algunos de los tantos estados de ánimo que se pueden expresar con la música.

Fuente: Play My Hit

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!