Cómo hacer un buen acompañamiento de piano

Existen cientos de posibilidades, pero para que sepas por donde empezar, te he preparado una lista con algunos de los más fácil de incluir en cualquier tema.

Elije los que más te gusten y trabaja hasta dominarlos. Casi sin darte cuenta irás incorporando pequeñas variantes que harán tus interpretaciones más interesantes y personales.

ACORDES EN BLOQUE

(Vivo por ella, Everything I do I do it for you, Angels)

acompañamiento acordes para piano

Sencillo,  ¿no?

Cuando estás empezando a desarrollar una melodía con la mano derecha, viene bien empezar con los acordes en bloque.

Vamos a hacerlo un poco más interesante acentuando el primer tiempo de cada compás. Te propongo algunas variantes.

Tocando con más fuerza el primer tiempo

patron acompañamiento 1b

Tocando el acorde completo en el primer tiempo, y en el resto la nota 5ª aislada.

mano izquierda piano

O podemos darle la vuelta y acentuar el último tiempo, convirtiendo la última negra en dos corcheas.

acompañamiento para tocar piano

Esto queda especialmente bien si se produce justo entre el cambio de acordes.

A lo largo del artículo utilizaré la misma canción para ponerte los ejemplos. Así puedes ver cómo utilizar uno u otro patrón cambia el sentimiento de la canción. He elegido para ello la canción «Vivo Por ella«

ROMPIENDO EL ACORDE EN DOS: EL BALANCÍN

( Imagine)

En el primer ejemplo los cuatro tiempos sonaban igual (salvo pequeñas modificaciones en tempo o matiz). En este caso hay una clara diferenciación entre el primer y el tercer tiempo, y el segundo y el cuarto de cada compás.

El nombre “el balancín” es uno que me he inventado para que podamos referirnos a este tipo de acompañamiento con menos palabras. No es un nombre oficial, la gente no te entenderá si te refieres a él de esta manera. El nombre hace referencia a la manera de tocarlo, que parece que va y viene.

acompañamiento para tocar piano

Es recomendable que los tiempos dos y cuatro (el acorde de 3ª+5ª) los toques muy suave, sino sonará demasiado mecánico.

Y como en el ejemplo anterior, vamos a ver un par de variantes.

En esta ocasión el acorde (octava) va en el primer y tercer tiempo, y la nota suelta (la 5ª) en el segundo y cuarto.

patrón mano izquierda

Con esté patrón le daremos a cualquier tema cierto sabor clásico.

(Singing in the Rain, Stars Shining Right Above You, Be our Guest)

A LA MANERA «CLÁSICA»

Como te puedes imaginar por el título, es un tipo de acompañamiento muy utilizado en la música clásica. Es muy común verlo en corcheas. (Mozart, Alberti)

acompañamiento

Este tipo de acompañamiento ya da pie a muchísimas variantes:

Alternativa sencilla, menos clásica y más pop.

acompañamiento pop

Cogemos la 3ª y la movemos una octava más arriba.

acompanamiento para piano

Para hacerlo más fluido podemos tocarlo en corcheas,  o mejor aún, semicorcheas.  (Someone like you)

acomp adele

Patrón descendente para un sonido más melancólico.

(The one that got Away)

variante 3

ACOMPAÑAMIENTO ARPEGIADO

El acompañamiento para piano por excelencia. Cualquier canción de cualquier estilo puede acompañarse de esta manera y sonará fluida, elegante y delicada.

Ojo, que subiéndole la velocidad y/o la fuerza puede dar lugar a interpretaciones muy épicas.

La versión básica es muy sencilla porque no hay cruces de dedos y la mano casi no se mueve. Puede ser un buen truquito cuando necesites un acompañamiento rápido, con muchas notas, pero no quieras complicarte.

arpegios para tocar el piano

Si con el tipo clásico ya había variantes, imagina con este. Te propongo unas cuantas.

El cruce del dedo recomiendo que lo hagas con el dedo corazón (3) y no con el índice (2).

Si en algún momento, quieres continuar el arpegio hacia notas más agudas, debes hacerlo con el corazón. Así que es  mejor que te acostumbres a hacerlo siempre con el mismo dedo para que sea algo automático, y no tengas que estar pensando “ahora sí, ahora no”.

acompañamiento arpegiado

Una variante que le da un toque bastante potente es sustituir el segundo par de corcheas por una blanca. Esto te permite subir la velocidad sin aumentar la dificultad.

Para que quede de bien, debe producirse el cambio de acorde después de la blanca. Si repetimos dos veces seguidas el mismo arpegio sin cambiar el acorde, la repetición quedará menos bien.

En algunas canciones puedes encontrarte este acompañamiento en forma de tresillo. (Unchained Melody, What a wonderful wordl)

EXTRAS

Estos son los cuatro grandes grupos de acompañamiento más comunes en la música pop. Si eres principiante, con los tipos principales y las subvariantes que te he propuesto, tienes para empezar e ir interpretando tus primeras canciones.

Por supuesto, puedes jugar con ritmo, tempo, duración de las notas, todo lo que quieras para obtener tus propios acompañamientos. Las posibilidades son casi infinitas.

VER ARTÍCULOS RELACIONADAS

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!