Origen del Jazz en Estados Unidos

El jazz es un género musical nacido a finales del Siglo XIX en los Estados Unidos, que ha tenido una enorme influencia tanto en la música culta como en la popular.

Su origen debe buscarse en la fusión de la cultura africana con la europea, que se produce al encontrarse las dos razas en un lugar común, los Estados Unidos. Los esclavos africanos llevaron los bailes y rituales vinculados al vudú, que mezclaron con la música religiosa de las comunidades blancas, especialmente los himnos religiosos protestantes. De esta mezcla nace el spiritual song en el siglo XVIII. A partir de estos cantos corales nacerá el Gospel que aumentará su popularidad durante la década de 1930 y que utiliza la estructura pregunta-respuesta, produciendo un tipo de polifonía dominada por la espontaneidad del mensaje musical. La palabra original era GodSpell derivada de Good Spell, la llamada de Dios, un canto para conducir las personas hacia Dios.

Un segundo elemento a considerar es el blues. Su origen se puede encontrar en las plantaciones donde trabajaban los esclavos negros americanos. Se trata de canciones de un solo intérprete, que reflejan los tristes lamentos del pueblo. Su traducción literal sería la de tristezas o melancolía. Su base es la música tradicional del África occidental con elementos de influencia árabe, unidos a una estructura armónica europea.

Posteriormente aparecerá el Boogie-woogie que es un estilo que adopta el esquema del blues en doce compases, interpretado a ritmo rápido para hacerlo bailable. Su instrumento más común es el piano con acompañamiento de percusión, desarrollándose en los bares conocidos como barrelhouses por servirse bebidas de barril. Sus insistentes ritmos con melodías repetitivas pronto lo hicieron popular.

Otro elemento a tener en cuenta en el origen del jazz, es la tradición instrumental de las bandas militares americanas, que empleaban formas armónicas de la música europea. A finales del siglo XIX se formaron las marching bands y las bandas que interpretaban la música de los bailes de la época. Esta instrumentación formada por la corneta, el trombón, clarinete y batería entró a formar parte de la música de jazz. Luego se añadirían el banjo y el contrabajo.

En New Orleans los músicos autodidactas negros se ganaban la vida tocando en pequeñas bandas que servían entre otras cosas de acompañamiento en los funerales. Nacería el ragtime, un ritmo sincopado que de las bandas pasó al piano. Un género musical que influenció a toda la música americana incluida la llamada música culta.

A finales de la Primera Guerra Mundial las bandas de rag de New Orleans se convierten en orquestas de jazz y el ragtime del Harlem de New York empieza a evolucionar hacia lo que se llamará swing.

El verdadero jazz nace de los elementos anteriormente citados en la década de los años 1910. La palabra jazz es de origen desconocida, apareciendo escrita en 1917 en la primera grabación discográfica. La base del estilo musical es la improvisación, sin estar escrita en ninguna partitura. El tema melódico sirve de base sobre la cual el intérprete desarrolla libremente su música. El verdadero compositor es su intérprete, que improvisa cada ejecución. Esta menor valoración de las líneas melódicas, fundamental en la música pop, hace que gran parte del público masificado no la valore suficientemente, alejándola de los productos más comerciales.

Como recursos melódicos utiliza habitualmente el blues, añadiendo figuras rítmicas sincopadas, vibratos y glissandos. Los intérpretes están formados por un instrumento solista acompañado por una sección rítmica mediante una batería, un contrabajo y algunas veces elementos armónicos como el piano, el banjo o la guitarra. Más tarde se introduce el saxo.

El primer estilo del jazz, anterior a 1930, se denominó Hot jazz. Nació de las bandas callejeras, formadas principalmente por trompeta, trombón y clarinete como solistas, acompañados por la armonía rítmica del banjo y el ritmo marcado por la caja, la bamboula, tambor africano parecido al timbal y la tuba. Cuando estas bandas dejaron de desfilar asentándose en un lugar fijo se introdujo la batería y luego el contrabajo. El banjo se cambió por el piano.

Paralelamente al estilo New Orleans, inspirado en la tradición del blues e interpretado por músicos de raza negra, se desarrolla el estilo Dixieland, que utiliza además elementos del ragtime y tiempos más rápidos, siendo preferentemente interpretado por músicos blancos. Los dos estilos se interpretaban en el barrio popular conocido como Storyville, donde se mezcla con la prostitución al tocarse en los lugares de diversión. Este aspecto lúdico creará una mala reputación a este tipo de música, considerada por los elementos conservadores de la sociedad como música poco deseable.

Al terminar la Primera Guerra Mundial se cierra Storyville. Los músicos emigran hacia el norte estableciéndose en Chicago, una ciudad de agitada vida nocturna durante los años del gangsterismo y la ley seca. Allí nacería la Escuela de Chicago.

A finales de los años 1920 los más importantes músicos de jazz se habían instalado en New York que tenía locales tan famosos como el Cotton Club de Harlem. Allí a partir del hot nacería el swing influido por la música de origen europeo. Las bandas de hot incrementan sus miembros duplicando instrumentos. Nacen las orquestas de swing.

La palabra swing tiene dos significados. Uno da nombre a un estilo dentro de la música de jazz y por otra parte se refiere al dinamismo musical específico que le confiere el intérprete cuando interpreta esta música. Podríamos compararlo con el flamenco cuando decimos que la música tiene duende.

Como estilo musical dio origen a las orquestas de jazz durante la época de los años 1930. Pierde la polirritmia característica del hot siendo la batería el único elemento rítmico. Los elementos melódicos aumentan su valor, dando a la música una estructura más europea. La música se escribe en partituras perdiendo importancia las improvisaciones. Podríamos decir que se trata del tipo de jazz asimilado por los blancos con la influencia del music hall y los intereses comerciales. La orquesta de Duke Ellington es uno de los ejemplos más notables de las llamadas Big Bands.

Durante la Segunda Guerra Mundial estas orquestas no pueden mantenerse y sus miembros se dispersan en pequeñas formaciones. Los músicos jóvenes buscan una renovación naciendo el estilo llamado Bebop. Entre ellos se encontraban Charlie Parker y Dizzy Gillespie. La sección rítmica se individualiza y los ritmos se vuelven furiosos con clara influencia de la música afrocubana. Aumentan los solos individuales improvisados acercándose más al primitivo jazz. Este tipo de música no era un género fácil como lo había sido el swing, perdiendo la comercialidad. Los gustos musicales del gran público empezaron a separarse prefiriendo a los cantantes de baladas como Frank Sinatra o Bing Crosby. La música de origen negro se dividía en dos sectores, el jazz creativo e imprevisible y la parte más comercial o sea más atractiva para el gran público que daría origen al Rhythm & Blues.

A partir de entonces las dos corrientes estéticas se separan, pero continúan influenciándose entre ellas. En la década de los años 1950 nace el Cool Jazz con un estilo más camerístico, empleando construcciones contrapuntísticas, abandonando los temas melódicos. Es una época en la cual el atonalismo domina la música culta y esta influencia llega al propio jazz. Entre sus músicos encontramos a Miles Davis.

El Free Jazz nace en la década de 1960 siguiendo al postserialismo contemporáneo, liberándose de los elementos tradicionales del jazz. John Coltrane es uno de sus músicos más ilustres. A esta corriente estilística le seguiría a partir de 1970 el llamado Electric Jazz que utiliza la música electrónica influenciado por el Rock.

Por otra parte el Rhythm & Blues clásico nace después de la Segunda Guerra Mundial, derivado del Bebop, el blues y el Gospel. Uno de sus elementos más característicos es el empleo de la guitarra eléctrica en la década de los años 1950. La generación adolescente surgida al finalizar la guerra buscaba un estilo propio. A partir del Rhythm & Blues y de la música blanca denominada country nacería el rock and roll.

El country forma parte de la música folclórica blanca de los Estados Unidos o sea del folk. Sus orígenes podemos buscarlos especialmente en el folclore de los inmigrantes irlandeses. Los instrumentos de cuerda eran primordiales, usando el fiddle, un violín simple, la guitarra, el banjo y el contrabajo. Luego se le añadieron el acordeón y la armónica.

Elvis Presley se convirtió en la gran figura del rock and roll, un género que se desarrolló rápidamente. La guitarra amplificada eléctricamente, la batería y el piano fueron sus instrumentos iniciales. Sus acordes provienen directamente del blues pero empleando un tempo muy rápido. La improvisación también tiene un papel destacado. De este estilo nacerá toda una generación, que recibe el nombre de música rock, popularizándose por todo el mundo. Su instrumentación emplea la guitarra eléctrica, el bajo, batería y los teclados eléctricos. Su estructura musical se basa en el empleo de los Riffs, frases que se repiten ejecutadas por la sección de acompañamiento. Comparándola con la música clásica diríamos que se trata de ostinatos. Estos elementos son enfrentados a la voz del solista, que utiliza frases cortas conocidas con el nombre de Licks. Unas frases que son sometidas a variaciones durante la actuación del solista. Los Licks están asociados a las líneas melódicas mientras que los Riffs lo están con los acordes.

El soul nace en la década de los años 1960 combinando el Gospel con el clásico Rhythm & Blues. Nace del músico negro americano como una expresión de solidaridad, reclamando su propia identidad. Martin Luther King es uno de sus líderes en la lucha para los derechos civiles. A partir de los años 1970 la esencia Gospel se va perdiendo siendo mayor su agresividad rítmica. Nacería el Funk influenciado por la música Rock y con elementos latinos.

Finalmente mencionaremos bailes derivados del jazz. El Fox-Trot aparece en el año 1912 inspirado en las primitivas danzas negras imitando los pasos de los animales en este caso el trote del zorro. A partir de esta danza derivarán el Slow-Fox o fox lento y el Quickstep o fox rápido. Influenciado por el charlestón es la versión rápida del Fox-Trot considerada una danza más frívola. Actualmente están catalogados como bailes Standard en las escuelas de baile.

 

Fuente: Historia de la Sinfonía

 

VER OFERTAS RELACIONADAS

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!