Qué nos indica el gusto musical sobre la personalidad

¿Fan de la música pop como Taylor Swift o Nicki Minaj? Eso podría reflejar mucho acerca de la forma de pensar de una persona, según confirma una investigación de la Universidad de Cambridge. Los científicos ingleses catalogaron a los oyentes de música en dos grandes grupos: empáticos y sistemáticos.

Un «empático» es alguien a quien le gusta centrarse en las emociones de la gente, mientras que un «sistemático» le gusta analizar las normas y patrones en el mundo. «A pesar de que los gustos musicales de la gente fluctúan con el tiempo, hemos descubierto que los niveles de empatía de una persona y el estilo de pensamiento predicen qué clase de música les gusta», dijo el estudiante de doctorado David Greenberg de la Universidad de Cambridge, quien dirigió el estudio.

En la última década, los investigadores han argumentado que las preferencias musicales reflejan características explícitas como la edad y la personalidad. Por ejemplo, las personas que están abiertas a nuevas experiencias tienden a preferir la música como el blues, los géneros de jazz, clásicos y populares. Mientras tanto, la gente que es extrovertida y «agradable» tiende a preferir la música de los géneros pop, bandas sonoras, religiosas, soul, funk, electrónica y ritmos bailables.

Pero el equipo de Greenberg quería averiguar cómo el «estilo cognitivo» influye en las elecciones musicales. Los expertos llevaron a cabo una serie de estudios con más de 4 mil participantes, que fueron reclutados a través de la aplicación de Facebook myPersonality.

En este caso, se pidió a los usuarios que contesten una selección de cuestionarios psicológicos. También, se les pidió escuchar y evaluar 50 piezas musicales. Se utilizaron ejemplos de estímulos musicales con más de 26 géneros y subgéneros, para reducir al mínimo las posibilidades de que los participantes hagan una asociación personal o cultural con la pieza.

«Esta investigación pone de relieve cómo la música es un espejo del yo y una expresión de lo que somos emocional, social y cognitivamente»

Las personas que obtuvieron una puntuación alta en empatía tendieron a preferir la música suave, de R & B, rock suave y géneros contemporáneos adultos. Además prefieren lo que en la Universidad de Cambridge describen como «música sin pretensiones» del país, gente y géneros, así como música contemporánea, como el euro pop. «A ellos no les gustaba la música intensa, como el punk y el heavy metal», dijeron.

En contraste, las personas que obtuvieron una puntuación alta en la sistematización optaron por música intensa y marcaron una diferencia con estilos musicales suaves y sin pretensiones.

Luego, los investigadores miraron más a fondo y encontraron que aquellos que obtuvieron altos resultados en empatía, la música preferida tenía «poca energía». Esto significa que tenía elementos suaves, reflectantes, sensuales y cálidos. También prefieren las emociones negativas o profundidad emocional en las letras.

Por su parte, el grupo que obtuvo altos resultados en la sistematización, su música por el contrario, estaba cargada de energía. Es fuerte, tensa, y con elementos emocionantes.

David Greenberg, un saxofonista de jazz entrenado, asegura que esta investigación podría tener importantes implicancias en la industria de la música. «Se invierte una gran cantidad de dinero en algoritmos para elegir qué música se desea escuchar, por ejemplo, en Spotify y Apple Music», dijo. «Al conocer el estilo de pensamiento de un individuo, estos servicios podrían en el futuro ser capaces de afinar sus recomendaciones musicales a una persona».

El doctor Jason Rentfrow, autor principal del estudio, dice: «Esta línea de investigación pone de relieve cómo la música es un espejo del yo. La música es una expresión de lo que somos emocional, social y cognitivamente».

Canciones para empáticos

Hallelujah – Jeff Buckley

Come away with me – Norah Jones

All of me – Billie Holliday

Crazy little thing called love – Queen

Canciones para sistemáticos

Concerto in C – Antonio Vivaldi

Etude Opus 65 No 3 – Alexander Scriabin

God save the Queen – The Sex Pistols

Enter the Sandman – Metallica

El gusto musical se fija a los 33

Los jóvenes a menudo piensan que sus gustos musicales siempre se mantendrán a la vanguardia de lo que es popular.

Pero al analizar los patrones de streaming de música on line se puso de manifiesto una cruel realidad: «Muy pronto el gusto por la música se convertirá en tan obsoleta como la de sus padres».

Este estudio ha demostrado que, en promedio, los hábitos musicales de la mayoría de las personas se arraigan a los 33 años.

Después de esa edad, pocas personas añaden nuevos artistas principales o bandas a sus patrones regulares de escucha. El análisis, realizado por los analistas de Spotify y Echo Nest, también reflejó que los oyentes más jóvenes – entre 13 y 14 años- casi exclusivamente escuchan melodías de los artistas que están «en el top» de las listas de éxitos.

Alrededor de los 15, los gustos empiezan a madurar, a expandirse y aceptan la diversidad de géneros en sus listas de reproducción. Los gustos parecen cambiar más rápidamente desde la adolescencia hasta los 25 años cuando esta sensación de descubrimiento decae.

También se observó que los hombres tienden a alejarse de los artistas principales más pronto y en un grado mucho mayor que las mujeres.

Fuente: Infobae

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!